Yolanda, no te olvidamos

1295973177349

En primer lugar, hacer constar que el asesinato terrorista de Yolanda, en Febrero de 1980, fue una constatación más de la permisividad, cuando no complicidad, de las instituciones democráticas con las fuerzas de extrema derecha que, después de 1978, persistían en la abierta oposición y desestabilización del régimen instaurado por la constitución .

Primero, en el proceso penal, cuando el Tribunal no solo no condenó a los responsables del crimen como terroristas sino que la norma penal fue aplicada de forma favorable a las organizaciones de signo fascista, como era la banda armada Grupo 41 – perteneciente a Fuerza Nueva- al que pertenecían los autores y, particularmente, el autor material de la muerte, el asesino Emilio Hellín. Por ello, no fueron condenados por el delito de asociación ilícita.

Posteriormente, hubo la posibilidad de reparar esa tremenda injusticia. Lo fue durante la tramitación parlamentaria de la Ley 29/2011, de 22 de Septiembre, de Reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo.

Varios Grupos Parlamentarios presentaron Enmiendas encaminadas a incluir en dicha Ley a las victimas, como Yolanda, de organizaciones terroristas de origen franquista, máxime cuando el plazo establecido en dicha Ley para reconocer derechos y prestaciones a las víctimas de dichas organizaciones era a partir del 1 de Enero de 1960.Se pretendía que “los valores de Memoria, Dignidad, Justicia y Verdad” que según el Art. 2 inspiraban dicha Ley, permitieran también la inclusión en dicha Ley de víctimas, como Yolanda, tan maltratadas desde la instauración de la democracia o, como dijo Reyes Mate, tan “invisibilizadas”[1].Pero no fue posible, por la cerrada oposición del PSOE y PP.

Pero, la más reprobable complicidad de las instituciones con los responsables del asesinato de Yolanda fue la que tuvo lugar durante el cumplimiento de las penas por Emilio Hellín. En primer lugar, el injusto permiso de salida otorgado a dicho penado por el Juez de Vigilancia Penitenciaria (VP) en Enero de 1987, aprovechado para fugarse a Paraguay, incumpliendo las penas impuestas durante tres años. Posteriormente, el favorecimiento judicial continúa. Primero, cuando la Sala 2ª del Tribunal Supremo rechaza la querella presentada por los padres de Yolanda por la presunta prevaricación cometida por dicho Juez. Y, después, cuando un Juez del Registro Civil de Madrid autoriza en 1995 al asesino Emilio Hellín, cuando aún está cumpliendo las penas, a cambiar de nombre, con la evidente finalidad de ocultar su identidad. Y, a continuación, como si todos estuvieran de acuerdo, la Juez de VP de Granada, ese mismo año, otorga al penado Hellín el tercer grado penitenciario que, prácticamente, representa el cumplimiento de las penas pendientes; una decisión judicial, objetivamente, favorecedora de los intereses espurios del penado y contraria a los fines constitucionales de la pena..

Pero la protección del penado Hellín llega hasta nuestros días. Como consecuencia de la decisión judicial de concederle el permiso de salida a principios de 1987, la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le impuso al Juez de VP una sanción de suspensión de empleo y sueldo durante un año. Habiendo sido recurrida, el Pleno de dicho organismo anuló la sanción con siete votos en contra de destacados juristas y magistrados. Pues bien, habiéndose solicitado recientemente una certificación literal de ambas Resoluciones, el CGPJ acordó denegarlas el 26 de Noviembre de 2013, porque la concesión de la misma “afectaba a la intimidad e imagen” de Emilio Hellín, de quien se dice fue ”dirigente en su día de formaciones extremistas en España y posteriormente al servicio de dictaduras latinoamericanas”.Todo un ejemplo de opacidad y de protección de un inexistente derecho al honor por una Institución que debería ser un ejemplo de justicia, equidad y transparencia plena. Hasta aquí llegan los ecos favorecedores de quien fue responsable penal de uno de los crímenes mas terribles de la transición. Por todo ello, Yolanda sigues viva en nuestra memoria.

Carlos Jiménez Villarejo

[1]

Yolanda González Martín, en su memoria y por nuestro futuro – Video

Vídeo-denuncia de la impunidad del fascismo y la complicidad del estado.

El vídeo recoge las exposiciones de los ponentes y participantes en el acto celebrado en el Ateneu roig de Gracia (Barcelona) el pasado día 24 de mayo en memoria de Yolanda González Martín y por nuestro presente.

Por orden de intervención:

  • Carlos Jiménez Villarejo, jurista y ex fiscal anticorrupción
  • David Companyon, diputado en el Parlamento catalán
  • Manel Marquez, historiador y fundador de kaosenlared
  • Luis Carlos Gómez-Pintado, amigo y compañero de Yolanda
  • Andreu Pagès, moderador y miembro de la organización del acto

El acto organizado por la plataforma de familiares, amigos y compañeros de Yolanda y la Fundación Andreu Nin, forma parte de la campaña de denuncia, demanda de investigación y depuración de responsabilidades politicas… iniciada a partir del día 24 de Febrero 2013, cuando el periodista del país Jose Mª de Irujo después de una larga y exhaustiva investigación destapo públicamente la continua colaboración mantenida por el asesino de Yolanda, Emilio Hellín Mora con las fuerzas de seguridad del estado por medio de contratos con el ministerio del interior, ministerio de justicia, Ayuntamientos… y otras instituciones públicas.

En catalá

La versión completa

Yolanda González Martín, en la seva memòria i pel nostre futur – Video

Vídeo-denúncia de la impunitat del feixisme i la complicitat de l’estat.

El vídeo recull les exposicions dels ponents i participants en l’ acte celebrat en l’Ateneu roig de Gracia (Barcelona) el passat dia 24 de maig en memòria de Yolanda González Martín i pel nostre present.

Per ordre d’intervencions:

  • Carlos Jiménez Villarejo, jurista i ex fiscal anticorrupció
  • David Companyon, diputat al Parlament Català
  • Manel Marquez, historiador i fundador de kaosenlared
  • Luis Carlos Gómez-Pintado, amic i company de laYolanda
  • Andreu Pagès, moderador i membre de l’organització de l’acte.

L’acte organitzat per la plataforma de familiars, amics i companys de la Yolanda i la Fundació Andreu Nin, forma part de la campanya de denúncia, demanda d’investigació i depuració de responsabilitats politiques… iniciada a partir del dia 24 de Febrer del 2013, moment que va fer públic el periodista del país Jose Mª de Irujo després d’una llarga i exhaustiva investigació la contínua col·laboració mantinguda per l’assassí de la Yolanda, Emilio Hellín Mora amb les forces de seguretat de l’estat. Mitjançant contractes amb el Ministeri d’interior, Ministeri de justícia, Ajuntaments… i d’altres institucions públiques.

En castellano

Complet:

Entrevista a Carlos Jiménez Villarejo Ex-fiscal Anticorrupción – Yolanda Gonzalez

Tomado de R@mblaCarlos Jiménez Villarejo exfiscal anticorrupción entrevistado con motivo del acto en Memoria de Yolanda Gonzalez en Barcelona

R@MBLA – ¿Qué valoración hace del hecho de que un asesino condenado y confeso trabaje para las Fuerzas de Seguridad del Estado?

Villarejo 
Cuando leí la noticia me quedé asombrado, pero no sorprendido. Acabo de estudiar como el franquismo sigue presente, de muchas maneras, en la sociedad española, en las instituciones llamadas democráticas, y particularmente en la magistratura. 
Que una persona condenada en su día por un asesinato gravísimo, aparte de otros delitos con múltiples agravantes, y que además cumplió la pena en unas condiciones muy favorables por parte de los jueces de vigilancia penitenciaria, que ninguno de los jueces que favorecieron su fuga fuera sancionado penalmente, pese haber estado huido durante tres años y siete meses en Paraguay al servicio de la dictadura militar de Alfredo Stroessner

– Hellín fue contratado por los servicios de inteligencia del dictador-, en fin, que todo eso ocurra, y que volvamos a reunirnos para hablar de esto, lo que produce es lo que yo he afirmado, que hay una auténtica pervivencia de valores autoritarios, propios del sistema totalitario franquista en ciertos sectores de la magistratura, aunque no hay que generalizar, porque hay jueces de muchas clases”.

Emilio Hellín cambió su nombre de pila por el de Luis Enrique y, desde su empresa “News Technology Forensics”, ha trabajado desde 2006 como asesor de criminalística de la Guardia Civil y dando cursos derastreo informático y espionaje electrónico a la Policía Nacional, la Ertzaintza y los Mossos d’Esquadra.

R@MBLA – ¿En qué consiste la pervivencia del franquismo en el Poder Judicial, tesis que defiende en un libroque acaba de publicar con el juez Antonio Doñate?

Villarejo- Por ejemplo, todas las sentencias dictadas por los Consejos de Guerra y el Tribunal de Orden Público contracentenares de miles de españoles, republicanos, demócratas, etc., condenados injusta e ilegalmente, siguen sin seranuladas porque el Tribunal Supremo se niega a hacerlo. Esto es una muestra del reconocimiento de la validez de larepresión franquista por parte de la justicia española actual. Luego hay unos datos que aparecen dispersos en los medios que a veces no todo el mundo se fija. Por ejemplo, el día 25 de junio está citado a declarar como imputado un periodista por haber hecho unas manifestaciones sobre la Falange Española de las JONS, y la vinculación de esepartido único de la dictadura con los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura. Unjuez le ha abierto una causa a ese periodista –Gerardo Rivas, de “elplural.com”- por injurias graves a la Falange. Cómo a estas alturas un juez de instrucción de España puede considerar injurias el hablar de los crímenes cometidos por la sublevación militar del general Franco, y dictador después, y la Falange que eran parte del aparato represor delfranquismo. En este contexto hay que situar los favores y complicidades que ha habido con Emilio Hellín, que aparte de hacerle cumplir una pena lo más corta posible y en las mejores condiciones posibles, y después de una manipulaciónpara ocultar su identidad, manipulación que podía ser conocida, parece incomprensible que fuera contratado, con dinero público, por los servicios policiales de los gobiernos democráticos. Yo creo que el gobierno debe contestar a la “Proposición no de ley” que han formulado los grupos parlamentarios -PSOE, CiU, Izquierda Plural y EAJ-PNV- a propuesta de los familiares, especialmente por la hermana de Yolanda, Amaia González”.

R@MBLA – Las complicidades de los asesinos de Yolanda con miembros de diversos cuerpos policiales y de lainteligencia militar… ¿Apuntan a un crimen de Estado?
alt

Villarejo – Yo creo que es fundamental que se considere como un crimen de Estado. El diputado Socialista Juan Barranco hizo una pregunta en el Congreso de los Diputados de entonces y que te voy a reproducir. ¿Cómo obtuvieron, le preguntaba al gobierno, las armas y los aparatos electrónicos de escucha que no son de acceso normal en el mercado? También preguntó con qué otras organizaciones, además de Fuerza Nueva, nacionales y extranjeras, estaban relacionados los asesinos. Nunca se respondió.

R@MBLA -¿Qué opina sobre los que dicen que no es bueno abrir viejas heridas y que los problemas de lasociedad hoy son otros?

Villarejo – Los problemas de la sociedad son muchos, entre ellos éste. Hay problemas que vienen del pasado y quepersisten, y siguen siendo problemas, porque no se han afrontado en su momento y siguen presentes. Si hay más de cien mil desaparecidos distribuidos por las tierras de España, y de Cataluña también, y nadie ha hecho nada, ni siquiera la justicia, para conocer e identificar esos restos y darles un entierro digno como merecen y exigen las convenciones internacionales, pues eso es una asignatura pendiente. Hay una frase muy valiosa de un monje de Montserrat que ha estudiado el nacionalcatolicismo del franquismo, Hilario Raguer, que dijo: “No se pueden cerrar en falso las heridas infectadas”. Esto no es una herida cualquiera, es una herida que afecta a una parte muy importante de la sociedadespañola, y no se puede hablar del pasado como quien habla de la guerra de la independencia de 1714, por ejemplo”.

R@MBLA – Recientemente, la jueza argentina María Servini de Cubría, que está llevando la Querella Argentina contra los Crímenes del Franquismo, declaró que en un año se podrá imputar a tres exministros franquistas, dos jueces y cuatro policías. Entre los exministros está Utrera Molina, suegro del actual Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. ¿Cree qué esta imputación será posible?

Villarejo – Hasta ahora el Ministerio de Justicia, que es el que tramita las comisiones rogatorias, que tienen que atravesar primero el ámbito gubernamental y luego pasar al ámbito judicial, lo que ha hecho es poner toda clase de dificultades y obstáculos para que se practiquen diligencias, como las que se iban a practicar hace un mes –se refiereVillarejo a las videoconferencias en el consulado de Argentina- y que no se pudieron practicar por unos supuestos problemas técnicos que yo creo que eran políticos. El gobierno español se opone frontalmente a que se investiguen aquí los crímenes del franquismo. Tengo mis reservas que todo eso llegue a buen puerto, pero ojalá que se consiga superar esos obstáculos por la justicia Argentina”.

R@MBLA – ¿Qué le parece que la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, tache de nazis a los ciudadanos que hacen los escraches de protestas por los desahucios?

Villarejo – Eso no es admisible bajo ningún concepto, responde al estado de crispación en que vivimos, esos términos hay que aplicárselos a quien corresponda. Pero lo que pocos cuentan es que, por ejemplo, “Amical de Mauthausen”están cansados de denunciar los ataques vandálicos que está sufriendo el monumento a las víctimas del nazismo en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), por parte de neonazis, muchos de ellos encuadrados en organizaciones legalizadas, cosa impensable en otras democracias europeas”. O como la Generalitat se ha cargado el “Memorial Democràtic”, organización creada en su día por el gobierno del tripartito.

R@MBLA – ¿Y la represión de hoy?

Villarejo – La represión hoy también tiene lugar, y ahí están las pelotas de goma para demostrarlo. En estos días estándeclarando numerosos Mossos d’Esquadra, ya veremos en qué queda, no lo sé, pero de entrada han sido llamados a declarar como imputados, cosa la que Infanta no ha podido hacer, tendrá más privilegios. Los daños causados por el uso de material antidisturbios tan violentos son muy graves. Son formas de represión que rememoran a las formas derepresión franquista, salvando las distancias”.
R@MBLA – ¿Se ha hecho la Transición en el aparato judicial?

Villarejo – A estas alturas hay un sector muy amplio de la magistratura que ha asumido los valores democráticos, y efectivamente han hecho la Transición. Pero sigue habiendo reticencias, en determinados núcleos del poder judicial,como el caso del periodista que te he contado llamado a declarar por injurias a la Falange, la postura del TribunalSupremo que no quiere anular los Consejos de Guerra del franquismo, o por qué los jueces de instrucción no se han tomado para nada en serio, en cumplimiento de su deber profesional y legal, la investigación de las fosas comunes de los desaparecidos. Hay supuestos en que la Transición no se ha producido y siguen estando latentes los efectos de los crímenes del franquismo.

Se puede leer completo en R@mbla

El franquismo sigue presente en las instituciones españolas

Carlos Jiménez Villarejo“Acabo de estudiar [se refiere Virallejo al ensayo que escribió junto al magistrado Antonio Doñate recientemente publicado Jueces, pero no parciales. La pervivencia del franquismo en el poder judicial] cómo el franquismo sigue presente, de muchas maneras, en la sociedad española, en las instituciones llamadas democráticas, y particularmente en la magistratura. Que una persona condenada en su día por un asesinato gravísimo, aparte de otros delitos con múltiples agravantes, y que además cumplió la pena en unas condiciones muy favorables por parte de los jueces de vigilancia penitenciaria, que ninguno de los jueces que favorecieron su fuga fuera sancionado penalmente, pese haber estado huido durante tres años y siete meses en Paraguay al servicio de la dictadura militar de Alfredo Stroessner… en fin, que todo eso ocurra, y que volvamos a reunirnos para hablar de esto demuestra que hay una auténtica pervivencia de valores autoritarios, propios del sistema totalitario franquista en ciertos sectores de la magistratura, aunque no hay que generalizar, porque hay jueces de muchas clases…

Emilio Hellín fue condenado a 43 años de prisión, aunque el código penal contemplaba los 30 años como pena máxima, sólo cumplió 14 años de cárcel, protagonizando dos intentos de fuga y la evasión citada a Paraguay, tras un permiso penitenciario.

Cuando cometió el crimen, Hellín se refugió en casa de un policía de Victoria, y las sospechas de las vinculaciones del ultra con la policía y el ejército eran más que evidentes. En sus intentos de fuga, recibió armas y la Brigada Anticorrupción de la Policía investigó a varios funcionarios de la comisaría del distrito de Ventas, de Madrid, por facilitar cartulinas originales para falsificar el carné de identidad que Hellín utilizó para huir a Paraguay. Las armas utilizadas en el asesinato y los sofisticados aparatos de escucha que utilizaba esta banda criminal hacen pensar en las implicaciones de los aparatos del Estado, pese a ello ninguna investigación ni responsabilidad política fue depurada.

Jiménez Villarejo considera que éste es uno de los problemas que tenemos pendientes de resolver y que se expresa de muchas maneras: “Todas las sentencias dictadas por los Consejos de Guerra y el Tribunal de Orden Público contra centenares de miles de españoles, republicanos, demócratas, etc., condenados injusta e ilegalmente, siguen sin ser anuladas porque el Tribunal Supremo se niega a hacerlo. Esto es una muestra del reconocimiento de la validez de la represión franquista por parte de la justicia española actual”.

Acto en Barcelona“Luego hay unos datos que aparecen dispersos en los medios”, sigue Jiménez Villarejo. “Por ejemplo, el día 25 de junio está citado a declarar como imputado un periodista por haber hecho unas manifestaciones sobre la Falange Española de las JONS, y la vinculación de ese partido único de la dictadura con los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura. Un juez le ha abierto una causa a ese periodista [Gerardo Rivas, de elplural.com] por injurias graves a la Falange. ¿Cómo a estas alturas un juez de instrucción de España puede considerar injurias el hablar de los crímenes cometidos por la sublevación militar del general Franco, y dictador después, y la Falange que eran parte del aparato represor del franquismo?”, se pregunta el ex fiscal. “Con los favores y complicidades que ha habido con Emilio Hellín, que aparte de hacerle cumplir una pena lo más corta posible y en las mejores condiciones posibles, y después de una manipulación para ocultar su identidad que podía ser conocida, parece incomprensible que fuera contratado, con dinero público, por los servicios policiales de los gobiernos democráticos”, insiste Jiménez Villarejo, que cree que el gobierno debe contestar a la proposición no de ley que han formulado los grupos parlamentarios [PSOE, CiU, Izquierda Plural y EAJ-PNV] a propuesta de los familiares”.

Seguir leyendo en El franquismo sigue presente en las instituciones espanolas